Si te gusta, o quieres aportar algo comenta, aparecerá una respuesta tanto en tu blog como en el mio.
GRACIAS POR LEER :)

martes, 22 de octubre de 2013

Bailando entre lágrimas

RECUERDOS ENJAULADOS II.

Vaga por las calles de París, con la mirada perdida, buscando sus ojos entre la multitud, buscando su sonrisa entre la gente. Cada 5 de febrero vuelve a aquel bar, cada 5 de febrero baila aquel vals, se pinta los labios, se viste con su vestido raído por el tiempo, se seca las lágrimas y se lanza a bailar, recuerda lo que pudo ser y no fue, recuerda las palabras y los momentos junto a aquel que por unas horas la hizo feliz, el que logró alejar su mente de la tristeza por unos instantes, unos instantes de felicidad que le costarían una vida de desdicha. Por que aun que las personas ya no están, los recuerdos aun perduran... A veces habla de amor, sentada en la terraza de un café, con un cigarrillo en la mano y una copa de vino suspendida en la otra, con la mirada perdida, lejana en sus mundos mirando el horizonte dice que el amor no es real, que es la ilusión de encontrar a alguien que se te asemeje, de encontrar a alguien que logre hacernos sonreír, entonces una sonrisa surca sus labios, un pequeño destello crece en sus ojos...  A veces pasea por aquel puente y mira ese candado, con dos nombres mal escritos por dos borrachos y que el tiempo no se ha atrevido a borrar, lo acaricia suavemente y cierra los ojos, supongo que tratando de recordar aquella noche, cada detalle, cada palabra, cada mirada, cada sentimiento...  A menudo se pregunta "¿y si no lo hubieran matado?" quizá todo sería diferente, quizá todo seria peor, pero la verdad es que las cosas son como son y no se puede cambiar el pasado, ni el presente, podemos cambiar el futuro, pero ella vive encerrada en su pasado, encerrada en un recuerdo encerrado en una jaula irrompible de cristal llamada tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario